Saltar enlaces

INMUNIDAD Y MICROBIOTA… UNA GRAN AMISTAD

La Microbiota representa el 80% (o más) de nuestra inmunidad, por lo que, sin duda, tienen una relación de amistad muy estrecha y especial 😀 ¿Conocías este dato?

Eso quiere decir que si cuidamos de ella, estaremos cuidando también, nuestro sistema inmune y la capacidad de defendernos contra toda amenaza, por ejemplo, del COVID19 que tanto nos tiene a mal traer desde hace más de un año.

Y esto no lo digo yo… Ya hay estudios que demuestran que una microbiota variada y saludable ha sido la responsable de una mejor respuesta frente a este virus, con menos o ningún síntoma, y una evolución más favorable de la enfermedad.

CUANDO EL INTESTINO SE VUELVE PERMEABLE…

El intestino está tapizado por una capa mucosa llena de pequeños poros que tiene la función, entre otras, de proteger sus paredes y a los bichitos que en él viven.

También se encarga de decidir quién pasa y quién no a través de esos poros con dirección al torrente sanguíneo. Lo normal es que pasen los alimentos ya digeridos, es decir, en su versión más “pequeña”, por ejemplo, las proteínas en forma de aminoácidos.

Cuando por algún motivo (mala alimentación, toma de antibióticos, estrés, etc) se altera el equilibrio de la microbiota generando una DISBIOSIS, la mucosa intestinal se ve afectada y los poros se empiezan a abrir de manera exagerada. Esto aumenta la permeabilidad intestinal, produciendo el famoso INTESTINO PERMEABLE o LEAKY GUT.

Todo este desajuste hace que la digestión de los alimentos no se produzca de manera adecuada, por lo que comienzan a pasar alimentos “más grandes de lo normal” a través de esos poros.

También pueden pasar microorganismos como bacterias o virus y sus toxinas, llegando rápidamente al resto del cuerpo a través de la sangre.

¡A CUIDARSE DEL INTESTINO PERMEABLE!

Todo lo que ingresa a nuestro organismo pasa por el análisis minucioso del sistema inmune. Éste tiene la gran tarea de decidir si lo que ingresó es bueno o es malo, activándose, en ese caso, todas las alarmas y mecanismos para eliminarlo.

Cuando, a causa del intestino permeable, pasan microorganismos o alimentos mal digeridos, el sistema inmune los recibe y como no los reconoce, reacciona generando una respuesta inflamatoria “silenciosa”.

En el cuerpo se están produciendo y resolviendo inflamaciones constantemente, es NORMAL y SALUDABLE. El problema es cuando todo el tiempo le entregamos al cuerpo cosas que no deberíamos… Cosas que hacen sobre reaccionar al sistema inmune (como los alimentos ultra procesados), llegando a un punto en el que las inflamaciones no llegan a resolverse y se mantienen por mucho tiempo, incluso años.

Por eso, quien diga que el sistema inmune no tiene nada que ver con lo que comemos, está muuuy equivocado. Como hemos venido viendo, la calidad de la alimentación es uno de los factores más importantes al momento de cuidar nuestro intestino y la microbiota, por lo tanto, también es esencial para cuidar nuestra INMUNIDAD.

Entonces, ¿dónde se produce la conexión entre la inmunidad y la alimentación? En la MICROBIOTA.

¡Los bichitos que viven en nuestro intestino son la primera barrera de defensa frente a amenazas!

Por eso y mucho más, tenemos que darle todo lo que necesita para estar fuerte: más agua pura, alimentos naturales, antiinflamatorios y fermentados, y menos procesados, azúcares, endulzantes artificiales y grasas trans.

Ahora conoces un motivo más por qué amar, respetar y cuidar tu MICROBIOTA :D.

¿¡Y tú ya comenzaste a cuidarla!?

Si quieres aprender más anda a los otros artículos del Blog, sin duda hay mucho de lo que quieres enterarte.

¡Nos leemos la próxima!

Escrito por:

Alejandra Jofré Bulfi

Nutricionista Integrativa 

Trabaja en Medvida y AmFelen, Chile

IG: @wayna.fitnessynutricion

Consulta nutricional +56957350175

Déjanos un comentario