Saltar enlaces

Los productos de La Fermentista son artesanales, por lo tanto ningún frasco es igual al otro. La cantidad de probióticos puede cambiar de producción a producción. La cantidad de éstos también depende de cómo ha sido tratado el frasco desde su fabricación, en la tienda y en tu casa.

Las burbujas son el resultado natural de la fermentación, esto confirma que la fermentación continúa, lo cual es positivo.

La Fermentista recomienda tenerlos siempre refrigerados, para que logre mantener sus propiedades nutricionales e inigualable sabor. Sin embargo, no se echará a perder si es sometido par de horas a temperatura ambiente.

La duración es de 6 meses desde su fecha de elaboración y SIEMPRE debe estar refrigerado. Los lactobacilos del frasco protegen ayudan a preservar el producto, sin embargo es importante cuidarlo al abrirlo, es decir:

  • Ocupar servicios limpios al momento de servir.
  • No cucharear directo del frasco.
  • Dejar bien tapado.
  • Mantener la cadena de frío.

¡No! Al haber sido sometido a un proceso de fermentación natural, el contenido es rico en probióticos y enzimas que ayudan a la digestión de los alimentos y al equilibrio de la flora intestinal, por lo tanto la tolerancia es mejor. Si hay hinchazón, eso es reversible en la medida que mejores tu salud intestinal. Para eso es importante comenzar de forma progresiva el consumo de Sauerkraut para que el intestino se adapte a estos nuevos microorganismos. Si su consumo es diario, estarás ayudando a mejorar tu salud intestinal y tus síntomas de hinchazón, meteorismo, estreñimiento, etc.

Nuestros ingredientes jamás han sido sometidos a calor, lo cual permite la conservación de los nutrientes y probióticos del alimento.

Para que los probióticos tengan el efecto deseado, su consumo debe ser regular y sostenido en el tiempo. ¡Haz de los probióticos parte de tu vida, estarás cuidando tu salud!

No debe ser sometido a calor para que conserve sus maravillosas propiedades. Debe ser introducido de forma Progresiva, más aún si nunca ha consumido alimentos fermentados. Se sugiere empezar paulatinamente con 1 cucharada de Sauerkraut diaria durante la primera semana, evaluar tolerancia y luego ir aumentando esta cantidad, hasta llegar a ½ o 1 taza diaria, según el gusto y la tolerancia individual. De esta forma la flora intestinal tiene la posibilidad de adaptarse a la introducción de los nuevos microorganismos.

Como producto del proceso de fermentación, las bacterias emanan gases. Este particular olor es característico de los alimentos fermentados. Sin embargo, no tiene mucha relación con su delicioso y altamente adictivo sabor.

No debe ser sometido a calor para que conserve sus maravillosas propiedades. Debe ser introducido de forma Progresiva, más aún si nunca ha consumido alimentos fermentados. Se sugiere empezar paulatinamente con 1 cucharada de Sauerkraut diaria durante la primera semana, evaluar tolerancia y luego ir aumentando esta cantidad, hasta llegar a ½ o 1 taza diaria, según el gusto y la tolerancia individual. De esta forma la flora intestinal tiene la posibilidad de adaptarse a la introducción de los nuevos microorganismos.

Favorece la salud intestinal, mejora el sistema inmune, favorece la digestión de los alimentos, mejora la absorción de nutrientes, disminuye el estreñimiento, entre otros.

La fermentación artesanal o natural quiere decir que no existe inoculación intencional de los alimentos, si no que los microorganismos desarrollados son autóctonos del vegetal fermentado.

Son microorganismos vivos que si son administrados en cantidades adecuadas, son beneficiosos para nuestro organismo (Organización Mundial de la Salud (OMS).