Saltar enlaces

Salud intestinal, la importancia de un intestino feliz

Salud intestinal, la importancia de un intestino feliz.

Primer artículo de nuestro blog, que emoción! Ahora, vamos a lo que vinimos.

¿Y entonces, por qué es tan importante mantener un intestino feliz?

El sistema digestivo es probablemente, uno de los menos valorados de nuestro cuerpo. Se asocia simplemente a la digestión de los alimentos y la eliminación de desechos a través de las heces fecales, sin embargo, es muchísimo más que eso.

Se estima que nuestro intestino alberga billones de microorganismos, tenemos más bacterias que células en nuestro cuerpo. Esto nos indica que existe un gran mundo dentro nuestro que simplemente estamos ignorando.

Nuestro intestino y su salud dependen de esta gran colonia de bacterias llamada microbiota intestinal, también conocida como flora bacteriana intestinal. Esta tiene infinitas funciones, desde digerir, absorber y asimilar los alimentos y nutrientes.  Así como también, sintetizar algunas vitaminas, ácidos grasos, neurotrasmisores como serotonina, etc. Además, nos protegen frente a la invasión de organismos externos y de toxinas presentes en los alimentos y bebestibles. Son tantas sus tareas, de las cuales nuestra salud general depende, que es fundamental mantener las paredes intestinales y su microbiota en equilibrio.

¿De qué depende este equilibrio?

Este equilibrio no es fácil de lograr. Los cambios en el estilo de vida (CEV) en el último siglo, dieta, agua, estrés, medio ambiente, medicación, entre otros, afectan inevitablemente nuestra microbiota. Esto provoca desbalances internos que afectan nuestro estado de salud intestinal y finalmente sus funciones. Dichos desbalances pueden repercutir en todo nuestro organismo.

En la actualidad cada día nos encontramos con mayor literatura que asocia la salud intestinal con distintas enfermedades: alergias, asma, alzheimer, parkinson, obesidad, algunos tipos de cáncer, diabetes, enfermedades cardiovasculares, entre otras.

Como podemos ver, al parecer nuestro intestino y los microorganismos que habitan en el tienen un rol bastante más crucial de lo que imaginamos.

Por lo mismo los invito a preguntarse:

  • ¿mis deposiciones son diarias?
  • ¿sus consistencias son adecuadas?
  • ¿me hincho con facilidad?
  • ¿tengo acidez o reflujo?
  • ¿flatulencia?
  • ¿muchos gases?
  • ¿lo que como me cae pesado?
  • ¿tienes intolerancias alimentarias?

Nuestro sistema digestivo nos da señales todo el tiempo, pero que generalmente pasamos por alto, hemos normalizado estos síntomas. Y si te digo que no es normal estar hinchado, tener reflujo, ir al baño cada 3 días, etc. Y que en la enorme mayoría de los casos si tiene solución, y mejor aún, que si te haces cargo podrías prevenir otras enfermedades.

Quizás teniendo todo esto en cuenta si vale la pena tomar conciencia, comenzar a escucharnos, conocernos, identificar para luego hacernos cargo. Este es EL primer gran paso para un INTESTINO FELIZ.

Vamos por intestinos más felices. Por más salud.

Trinidad Völker

Nutricionista Integrativa

Fundadora La Fermentista @la_fermentista

Déjanos un comentario